El Stock City Market (“SCIM”) operará como una empresa con fines de lucro en el sentido de que dirigirá sus beneficios a crear las condiciones para que centrales de fusión como el “ITER” en Francia se desarrollen de manera global, y supongan el principal aporte de energía a las ciudades y países que, cada vez más, necesitan de un aporte de ingentes cantidades de ella.

El desarrollo de nuestras ciudades depende de esa enorme cantidad de energía que necesitan para su funcionamiento, y la energía de fusión es la piedra angular de una fuente inagotable como es ésta.

Por otro lado, temas como la conquista de otros exoplanetas como Marte serán otro motivo por el cual el SCIM operará con ánimo de lucro, ya que los recursos que genere se aplicarán a desarrollar empresas que desarrollen las tecnologías de colonización de ellos.

Banking City, el Banco de CESCONF ayudará a crear empresas de base tecnológica en temas como la conquista del espacio, las que luego operarán principalmente en el SCIM, y a la vez serán accionistas de éste.

Se estudiará la apropiada introducción de este mercado en el contexto de la economía mundial, ya que inevitablemente hará variar los flujos de capitales de inversión en todo el globo terrestre.

Una vez iniciado Banking City, se pondrá la primera piedra para que, ayudado por otros Bancos, el SCIM opere como uno de los mayores mercados de bolsa del mundo.

Se necesitará un gran esfuerzo tecnológico y humano para iniciar un proyecto de esta magnitud que, además, buscará el ingreso de África en el desrrollo de su economía, a partir del desarrollo de Nigeria en el proyecto Eko Project.

A partir del desarrollo de sus estatutos se sacarán al mercado los valores del SCIM, y de manera análoga a cómo se hizo en Banking City, una parte se dejará abierto a operaciones particulares, y otra de los recursos propios de CESCONF.

Además se creará el contexto tecnológico óptimo para que el SCIM opere de la manera más adecuada posible, y se desarrolle con las mayores garantías de funcionamiento.

Es una gran apuesta que sin duda será una de las de mayor calado de los últimos tiempos pero que afrontamos con el orgullo compartido de todos aquellos que vean que todas las dificultades son pocas cuando el objetivo es la supervivencia de un sistema que necesita apuestas como ésta