El lanzamiento de la primera nave espacial tripulada a Marte está previsto, según Space X para 2022, y por la NASA para 2030, lo que nos pone en un escenario tecnológico en el que se deberán superar gran cantidad de obstáculos.

La colonización de Marte está prevista para alrededor de 2050, sin embargo desde CESCONF vamos a apostar intensamente porque los plazos se acorten, y los jóvenes actuales vean como accesible traspasar esta frontera mucho antes de lo que inicialmente parece previsible

Para ello habrá que desarrollar múltiples tecnologías que aún hoy en día no están resueltas de cara a hacer habitable el planeta.

Las leyes actuales sobre la habitabilidad de Marte son imprecisas y vagas, y desde CESCONF nos proponemos legislar para que la vida en Marte sea, como hemos introducido anteriormente, diferente a la de la Tierra.

Algunas de las ideas que ya se han puesto sobre la mesa son la de una vida en la que el ocio sea una parte importante de la vida en Marte, la investigación en sistemas vitales otra, y los abastecimientos de recursos naturales y construcciones se aborden desde otras perspectivas a las que nos tienen acostumbrados los estados modernos, y los profesionales que trabajan en ellos.

Tendrá que haber un comité de “Marte Habitable” que diseñe las características de la vida en ese planeta, y que proporcione todas las herramientas a nivel de conocimientos para los futuros habitantes, además de las útiles y medios para ello.

Plantear la vida en Marte como la vida en la Tierra sería un grave error que no podemos permitirnos, y se tendrán que trabajar todos los aspectos que envuelvan este proyecto.